La planta de Torreón utiliza aguas grises para reducir el impacto de los recursos, lo que impulsa la Visión 2030

27 de mayo de 2021

Si no cree que una persona pueda marcar la diferencia en lo que respecta a la sostenibilidad, entonces no ha escuchado la historia de Nitzia Mendoza. Su concepto para ayudar en los objetivos de producción ecológica de Essex Furukawa es un ejemplo de cómo Visión 2030 da forma al futuro del alambre magneto y alinea a la empresa con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Mendoza, que era ingeniera de procesos y ahora es gerente de Ingeniería en la planta de Torreón (México), tuvo la idea de utilizar “aguas grises” para fines industriales dentro de la planta.

Las aguas grises, por definición, son las aguas residuales relativamente limpias de baños, lavabos, lavadoras y otros electrodomésticos. Las aguas grises contienen menos patógenos que las aguas residuales domésticas; por lo general, más seguras de manipular y más fáciles de tratar y reutilizar en usos no potables, como el proceso de fabricación.

Torreón está ubicado en una zona semidesértica donde la escasez de agua es común. El gobierno de la ciudad prioriza el agua potable para la población sobre la necesidad industrial; por lo que es frecuente tener cortes de agua. También agrega un costo más caro de agua potable para quienes realizan negocios.

Gracias a Mendoza, la planta decidió investigar fuentes alternativas para hacer un mejor uso del agua. La planta buscaba usar agua clarificada (un nivel más purificado que el agua gris), pero descubrió que la cantidad de agua podría aumentar con aguas grises para producir agua de proceso con base en la reducción de costos y, lo que es más importante, para mitigar el riesgo al sostener la operación para el futuro.

La reutilización de aguas grises proporciona beneficios sustanciales tanto para el subsistema de suministro de agua, al reducir la demanda de agua potable, y para los subsistemas de aguas residuales al reducir la cantidad de aguas residuales que deben transportarse y tratarse.

“Fue una iniciativa completamente única; ninguna otra empresa en el área de Torreón o incluso en México pensaba reutilizar aguas grises con fines industriales”, dijo Antonio Padilla, gerente de planta de Essex Furukawa. "Sé que algunas otras empresas ahora usan tecnologías similares, pero seguro que fuimos pioneros en este asunto".

Esta iniciativa no solo ahorra agua en condiciones desérticas, después de evaluar la reducción de costos, la planta ha podido demostrar una reducción del 30 % en el costo y también reducir el uso de agua en alrededor de 150 metros cúbicos (39 625 galones) por día desde el implementación de esta idea.

Según un informe de Naciones Unidas, la escasez de agua afectará a 2700 millones de personas en 2025, lo que significa que una de cada 3 personas en el mundo se verá afectada por este problema. Es sustancialmente peor en Torreón y otras partes de México.

“Como saben, el agua se está convirtiendo en un recurso natural muy importante que en algunas zonas del mundo empieza a escasear”, dijo Padilla. "Todo el mérito de este proyecto es para Nitzia por permitir este increíble esfuerzo".

La reducción del uso de los recursos naturales es un objetivo a largo plazo para Essex Furukawa. La planta de Torreón está liderando el camino con su conservación de agua.

Es gracias a una persona impactante: Nitzia Mendoza.



Contáctenos directamente.

Sabemos que cada proyecto es diferente y que cada aplicación tiene especificaciones por cumplir. Queremos hablar con usted para cumplir con las necesidades de los retos que enfrenta.

Click the platform below that you would like to share this on. Thanks for sharing!